Nuestra institución tiene una trayectoria de 25 años en la ciudad de Bariloche,  basada en un proyecto educativo innovador, elaborado en el año 1991 tomando en cuenta las demandas de la zona. Fue desarrollado por docentes y asesores externos (principalmente de empresas e instituciones locales de  prestigio como INVAP SE y el Centro Atómico Bariloche). En el año 2001 se realizó una reforma y actualización de la currícula aprobada por Resolución Nº 2740/02 y a partir de allí se comenzó a otorgar el título de Técnico en Automatización y Sistemas de Control.

El proyecto educativo vigente  permite un trabajo personalizado y una actualización  continua de  contenidos, adaptándolos  a la demanda del mercado laboral y  profesional. Una característica del proyecto es el cupo máximo permitido en cada curso de 20 alumnos por división. Este número se  subdivide en 2 o 3 subgrupos  cuando los alumnos  hacen sus prácticas de  taller. . Es de resaltar que una buena proporción de los docentes son profesionales que ejercen sus especialidades en empresas e instituciones tecnológicas con asiento en Bariloche. La gran concentración de desarrollo científico y tecnológico en esta ciudad constituye una ventaja relativa de gran importancia pues no sólo provee de especialistas como instructores del alumnado sino que, además, las empresas y/o instituciones abren sus facilidades especializadas para complementar la formación de los alumnos a través de pasantías laborales.

En sus 25 años de trayectoria, nuestra institución ha logrado consolidarse en la zona. Principalmente por dos motivos:

  1. a) Su participación en Ferias de Ciencia y Tecnología a nivel provincial, nacional y, en una ocasión internacional a través de proyectos materializados en el área de automatización y robótica. Fue galardonada entre los primeros lugares en diversas oportunidades.
  2. b) Por la propuesta y puesta en marcha de proyectos tecnológicos aplicados de carácter solidario, desarrollando instrumental a pedido del Hospital Zonal, Escuelas Especiales, Escuelas públicas,  personas de escasos recursos con diferentes discapacidades, entre otros.

 

De esta forma se busca consolidar los dos objetivos propuestos en nuestro proyecto educativo: la formación de técnicos con conocimientos sólidos capacitados para enfrentar tanto estudios a nivel superior como desafíos  laborales donde se requiera iniciativa y precisión. Todo ello con el marco provisto por una educación que los compromete humanamente con su sociedad a través de principios cooperativos y solidarios.